Historia del Alpine A110 en Competición

El Rey de los rallies

La trayectoria deportiva del Renault Alpine A110 está marcada por sus evoluciones, que lo convirtieron en una máquina ganadora. Propulsado a lo largo de su carrera por motores Renault, un gran número de profesionales de la mecánica trabajaron unidos para afinar los cuatro cilindros diseñados por Amédée Gordini y Bernard Dudot. De todos estos “hechiceros”, Marc Mignotetes fue innegablemente el preparador principal del Alpine. Había empezado en los 4CV y por tanto los motores de Renault no tenían secretos para el. Sus legendarios árboles de levas contribuirán a las grandes victorias del A110

1962 – 1969: Una victoria tras otra

Desde el momento de su aparición por primera vez en las carreras, el A110 se hizo famoso, anotando un impresionante número de victorias en la especialidad.

Esto no fue una casualidad. En su catálogo de 4 octubre de 1962 ya se ofrecía dirección directa, caja de cambios de cinco velocidades y otras opciones específicas para las carreras.

La temporada 1962 le dio a Alpine todas las victorias en su categoría. Gana: el Rallye du Maine, la Coupedes Alpes (conocido como el Rally del Alpine), el Criterium Alpin, el Tour de France Automobile, el Rallye du Coñac y el Course de Côte de Lure, por nombrar sólo los principales.

El año siguiente estuvo marcado por la primera victoria en la clasificación general de un A110. José Rosinski, el joven jefe responsable del departamento de competición, con Michèle Dubosc ganará el Rallye des Lions. Solo un año después de su lanzamiento el A110 muestra sus pretensiones.

El modelo del año 1964, equipado con el motor de 1100 cc del Renault 8 Major, le dio a los Alpine unos niveles de rendimiento hasta entoces nunca vistos. Las victorias en rallies se iban acumulando y el A110 ya no luchaba por las victorias en su categoría sino por las victorias en la clasificación general. En el Critérium des Cévennes, Mauro Bianchi terminó segundo en la clasificación general. Un creciente número de Alpines empezaron a tomar parte en los rallies, empezando a forjar los cimientos de una fuerte reputación de la marca.

El modelo del año 1966, presentaba un motor modificado por Marc Mignotet, que ofrece mejores niveles de rendimiento. Además del 1300, los pilotos tambén llevaron versiones de 1400 y 1500cc . Con estos motores, los coches azules oficiales y privados encadenaron victorias en los rallies: Neigeet Glace (Hielo y Nieve), Lyon-Charbonnières, Côte Fleurie,Touquet, Anjo y Critérium des Cévennes.

El impacto en las ventas no tardaría en llegar y 51 Alpines ” 1300″ se encargaron, la mayoría de ellos para las carreras.

El año siguiente, 1967, llegó el motor 1600 y Gérard Larrousse ganó el Critérium des Cévennes y el Rallye Mont Blanc Rally, esta vez con un 1440.

El número de victorias a final de año anotado por el A110 fue impresionante y empieza a sentirse fuera de Francia. Bernard Tramont gana el Campeonato de España de Rallyes al volante de un Alpine A110

El año de las protestas estudiantiles fue una época de dominio aplastante por parte de los Apine. En Critérium des Cévennes de 1968, los A 110s pilotados por Vinatier (1470cc), Orsini (1600 cc) y Constens se anotaron los tres primeros puestos. A continuación el Tour de Corse, el Rally de Checoslovaquia, la Coupe des Alpes, las 12 horas de Ixelles y muchos más. La “Berlinette” permitió a Jean-Claude Andruet convertirse en Campeón de Francia de Rallies, mientras que Bernard Tramont repitió su éxito en España. En 1969 fue Jean Vinatier quien recogió la corona.

1970 – 1973 : Camino a la Gloria

Esta nueva década comienzó con con mucho ruido en Francia y en el extranjero. Algunos coches de fábrica fueron equipados con un el motor de 1800, todavía desarrollado a partir del 1600 usado por el Renault 16 TS.

Los Alpine participaron en el Rally Acrópolis por primera vez, donde terminaron primero (Thérier)
y segundo (Vinatier). La marca normanda sigue creciendo en victorias al ganar también el Rallye de Lorraine (Andruet), el Rallye de las Côtes d’Armor (Bourdon), la Ronde Cévenole (Andruet), el Rally de Ginebra (Andruet), el Rally de Polonia (Andruet), Munich-Viena-Budapest (Andruet), Tour de Corse (Darniche), Rally de España (Nicolas), la Bayonne Côte Basque (Darniche), el Rallye d’Automne (Auxemery), el Rallye Jeanne d’Arc (Nusbaumer) y el Rallye Andernach Saint-Amand (Laurent).

Una gran cantidad de victorias que no incluye las numerosas victorias en subidas y otras carreras regionales ganadas por los Alpine en manos de pilotos privados no tan acomodados como los pilotos oficiales pero tan importantes como las de ellos.

La temporada1970 por lo tanto termina con una nota muy positiva que ve a Jean-Claude Andruet ganar los dos títulos de piloto(campeonato francés y campeonato europeo), aunque el título de marcaas se le escapa a Alpine en el beneficio de Porsche. en Bulgaria,Chubrikov gana su campeonato nacional con un Bulgaralpina1300 S.

El año 1971 comienza con un formidable triplete del A110 en el Rally de Montecarlo. Este comienzo atronador confirmado por varias victorias le llevará al título marcas del Campeonato del Mundo.

El Rally Acrópolis, el Rallye Sanremo, el Rally de los Alpes Austríacos, el Rally de Portugal, el Rally de España, Rally, el Coupe des Alpes, el Marathon de la Route (10.646 km), el Rallye du Var y el Rallye Lyon-Charbonnières fueron las principales carreras ganadas por el A 110.

Varias de las “Berlinettas” alineadas por el equipo de fábrica en ciertas carreras del Campeonato de Francia son prototipos (grupo 5). Muy ligeros, disponen de un 1860 cc de 165 CV para un peso de unos 600 kg. Al final de la temporada Jean-Pierre Nicolas gana el campeonato francés y Alpine su primer título internacional.

La temporada de 1972 de los Alpine se torna de dos formas muy diferentes dependiendo de si son eventos nacionales o internacionales. Para este último, sólo puede alinear sus A110 con motor 1600, porque el motor 1800 no está homologado para grupo 4. Mientras que en Campeonato de Francia, donde se admiten los grupos 5, los 1800 y 1860 puede competir. La homologación de la “Berlinette”1800 en el grupo 4 se prduce el 1 de julio1972, gracias a la adopción por el 1600S de la mecánica de 1605 cc del Alpine A310 (modelo de 1973). Desde entonces, la mecánica 1.798 cc preparada por Marc Mignotet estará homologada para en grupo 4.

La temporada de 1972 sin duda estará marcada por la victoria de Jean-Luc Thérier del 26 de noviembre en el Critérium des Cévennes. Apenas sin suerte desde el principio de año, el normando consigue la victoria ese ese día. Asociado con Marcel Callewaert, ganó al volante de un Alpine de grupo 5 muy especial. El 4 cilindros 1600 a inyección no daba menos de 200 CV gracias a la presencia de un turbocompresor.

La temporada de 1973 se presenta con mejores perspecticvase. Con la introducción del nuevo Campeonato del Mundo de marcas, la temporada se presenta con un mayor foco de atención. El equipo de Alpine Renault elf se incribe de forma oficial en nueve de los trece eventos que puntúan para dicho campeonato: Montecarlo,Suecia, Portugal, Marruecos, Acrópolis ,Austria, San Remo, RAC y Tour de Córcega. Todavía llevan el motor Mignotet de 1.796 cc de165 caballos, acoplados a una caja de velocidades fiable. La “Berlinetta” afronta la temporada con una mecánica prácticamente sin cambios.

Como de costumbre, la temporada comienza conel Rally de Montecarlo. Teniendo lugar del 19 al 27 de enero de 1973, esta 42ª edición tiene nada menos que 270 inscritos. Contra los Lancia Fulvia HF, Ford Escort RS y Fiat 124 Spider Abarth, la armada Alpine tiene cinco coches para Andersson/Todt, Thérier/Callewaert, Nicolas/Vial, Andruet/Biche y Darniche/Mahé, con otros tres reforzando confiados a equipos privados (o semioficiales) Wollec/Thimonier, Ballot Léna/Morénas y Piot/Marnat.

La carrera no empieza con el mejor de los presagios. El más prestacional de los A110 (Andruet) termina la primera especial sólo en el 6º lugar. Luego las condiciones climáticaslos dantescas llevan a la anulación de los tiempos de 140 participantes que no son capaces de iniciar la especial de Burzet. Afortunadamente, las “Berlinettes” recuperarán y a pesar de varios incidentes el equipo completa la joirnada con los tres en cabeza de la clasificación provisional: Andruet en cabeza, seguido por Andersson y Nicolas.

El resto del rally se convertirá en un formidable enfrentamiento entre los pilotos de Alpine. Finalmente es Andruet después de una última especial de locura quien gana la carrera por delante de Anderson y Nicolas con Thérier y Piot se coloca en 5º y 6º lugar por detrás del Ford Escort de Mikkola. Una gran victoria para el Renault Alpine, que con este primer trionfo se presenta como el equipo a batir para la temporada 1973. El resto de la temporada confirma el resultado de Montecarlo y los éxitos continúan en el Rally delPortugal, Marruecos, Acrópolis, San Remo, Tour de Córcega, RondaCevennes, etc…

El año termina con gran éxito. Alpine es coronado Campeón Mundial y el A110 el Rey de los Rallies.

1974 – 1978 : La hora de la retirada

La retirada del A110 se está acercando en el horizonte, ya que sólo está oficialmente inscrito en el Rally de Francia. Una larga lista de pilotos, incluyendo a Jacques Henry o Michèle Mouton, una joven debutante, continuarán explotando el potencial de A110. Victorias durante el año que permiten a Jacques Henry ganar el título nacional de Francia por delante de Jean-Pierre Nicolas. En cuanto a Michèle Mouton, compite regularmente con los hombres no por la victoria del grupo, sino por la clasificación general como en el Critérium du Rouergue donde se queda en el segundo escalón del podio. Al volante de su A 110 1600 SC grupo 3, gana el título femenino y consigue el segundo puesto por detrás de Guy Chasseuil (Porsche 911) en el campeonato del grupo 3.

Como en 1974, Alpine inscribe algunos A110 en 1975 en algunas pruebas importantes. Después de su cancelación en 1974 debido a la crisis energética, el Rally de Montecarlo de 1975 comienza otra vez la temporada. Para esta 43º edición, celebrada 17 al 26 de enero de 1975, la fábrica de Dieppe inscribe a dos A110 para Ragnotti/Thimonier y Nicolas/Laverne. Ambos A110 están equipados conde un 1860 cc Mignotet que son antiguos muletos del Tour de Corse del 74. También está la presente Jacques Henry, copilotado por Maurice Gelin, al volante de un A110 Bis (suspensión trasera triangular) con motor de 1950 cc Mignotet. El actual campeón francés se beneficia de asistencia oficial, pero no puede, por desgracia, hacer nada contra la mala suerte sufrida por todo el equipo en su conjunto.

Para preparar el Tour de Francia 1975, carrera en la que al final no participa, se construye una última unidad de Alpine A110. Es un prototipo con una trasera especial de una sola pieza que permite cuando se abre acceder directamente a la mecánica. Pero la originalidad de este último A110 reside en su motor. Es un 16 válvulas de 1800 cc con doble árbol de levas desarrollado por Bernard Dudot. Asignado en 1976 en la Ronde Limousine a Bruno Saby, participa hasta1978 en varias carreras y subidas de montaña. La unidad continuará su carrera con éxito en Bélgica antes de volver a Francia, donde en manos de Alain Serpaggi, ocupará los primeros puestos en rallies de vehículos históricos.

En años posteriores muchos A110 participaron en diferentes disciplinas, como en rallycross en manos de pilotos muy conocidos como Jean-Pierre Beltoise o Bruno Saby.

Hoy en día no todas las “Berlinettas” están retiradas. Algunos de los Alpine A110 han sido restaurados y animan las carreras de coches históricos.