Linimento: una solución natural y sencilla para limpiar la piel

¿Quién no ha oído hablar del linimento? Se utiliza principalmente en la puericultura, pero tiene muchos otros usos desconocidos.

En primer lugar, ¿qué es el linimento?

El Linimento Oleo Calcáreo es una mezcla de textura grasa. Se compone de aceite de oliva o a veces de otro aceite vegetal y de agua de cal (una mezcla de polvo de piedra caliza y agua) en proporciones iguales.
El término procede del latín “linimentum”, que significa “ungir”, es decir, frotar con aceite u otra sustancia grasa.
Mediante un proceso de saponificación, se obtiene un líquido con una sustancia suave y de color marfil, similar a una leche limpiadora. El término “saponificación” se refiere a una reacción química que permite la fabricación de jabón. El linimento de calcio es, por tanto, un limpiador, que actúa como un jabón suave dejando una ligera película protectora, llamada surgras.

¿Por qué utilizar el linimento?

Contrariamente a la creencia popular, el linimento puede utilizarse para todas las edades. Al reposar, la fórmula se separa, por lo que hay que agitar el frasco antes de cada uso. En primer lugar, se utiliza para limpiar el culito de los bebés. Deja una ligera película protectora lipídica que protegerá y aislará la piel del bebé de la acidez de las orinas o las heces, que pueden llegar a ser irritantes, por maceración.
En efecto, el Linimento Oleo Calcáreo es básico, es decir, lo contrario de ácido. Su uso se recomienda específicamente en el ámbito del aseo de los bebés y los niños pequeños. A continuación, se utiliza con un algodón o una toallita reutilizable para limpiar las nalgas del niño. El linimento es un limpiador que se puede usar para lavar la cara de los niños. Es un excelente desmaquillante y limpiador del rostro, incluso de los párpados. También se puede utilizar como crema facial hidratante por la mañana. No es necesario aclarar el linimento, de hecho no se aclara para dejar la capa que proporciona el aceite de oliva.

Usos del linimento

Al restaurar el PH normal de la piel, este producto cura y previene la sequedad de la piel.

Producto hidratante

Utilízalo bajo la ducha como loción corporal, o cuando salgas del agua como crema hidratante. Al depositar una ligera película lipídica sobre la piel, es muy eficaz para calmar las rojeces y las irritaciones cutáneas. También puede utilizarse durante el embarazo para prevenir las estrías.

Producto para el cuidado de la piel

Puede aplicarse en los pezones para prevenir o calmar las grietas y la sequedad durante la lactancia, así como para calmar y suavizar la cicatriz de la episiotomía. Aplicado sobre el cuero cabelludo, trata la costra láctea. Por último, es útil en el tratamiento de las quemaduras solares, para calmar el dolor.

Producto de masaje

La fórmula enriquecida en aceite vegetal, se adapta perfectamente al masaje de los bebés. El producto se calienta en la palma de las manos y ofrece una sensación tan agradable para el bebé como para uno mismo. El linimento es ideal para hidratar la piel del rostro y del cuerpo.
Se recomienda encarecidamente utilizar un linimento orgánico 100% natural, sin sustancias químicas, especialmente para los niños pequeños. Para ayudarte a elegir, puedes encontrar algunas comparativas en Internet.

¿Y para la casa?

El linimento también es eficaz en el cuero para todas las manchas. También puede limpiar y proteger el cuero de tus zapatos: el aceite penetra por toda la superficie del cuero por limpiarla y nutrirla. Lo mismo ocurre con el mantenimiento regular de un sofá de cuero, simplemente aplicándolo con un paño suave, deja una película de emulsión aceitosa que nutre el cuero.
En definitiva, un producto polivalente, ¡para tener en casa!