Absorción de los fármacos

Cuando administramos bien voluntaria o involuntariamente un xenobiótico, lo primero que ha de ocurrir es que se absorba, es decir, la llegada del xenobiótico a la sangre (puede ocurrir a través de la piel, aparato digestivo, respiratorio,….), una vez en la sangre puede metabolizarse, pero la mayor parte va a distribuirse, pudiendo quedar muy restringido a algunos tejidos o que sea una distribución muy homogénea, pero siempre en equilibrio entre la concentración de la sangre y los tejidos. Dentro del tejido podrá metabolizarse.
El principal órgano metabolizador de los xenobióticos es el hígado.
El riñón filtra la sangre para excretar sustancias, pudiendo excretar el xenobiótico tal cual o los metabolitos resultantes. La mayor parte de los xenobióticos se excretan por la orina, pero hay otras vías de excreción como son la bilis, el sudor, la respiración,…

ABSORCIÓN

Cuando se administra un xenobiótico, su concentración plasmática es igual a 0, subiendo su concentración a medida que pasa el tiempo, hasta que se alcanza una concentración máxima y a partir de esa concentración máxima ira disminuyendo de manera gradual debido a la metabolización, hasta que llega a desaparecer del plasma.

  • Concentración mínima eficaz (CME): es la concertación mínima a partir de la cual vamos a tener un efecto farmacológico.
  • Concentración mínima tóxica (CMT): es la concertación mínima a partir de la cual vamos a tener efectos nocivos o tóxicos.

Para conseguir un efecto farmacológico, deberá mantenerse la concentración del fármaco entre estos dos valores, a esto se le conoce como intervalo de seguridad.

Hay factores, entre ellos los alimentos, que aumentan o disminuyen estos valores. Cuanto más grande sea el intervalo de seguridad, el fármaco será más efectivo.
Cualquier xenobiótico o alimento que aumente la excreción o el metabolismo de un fármaco o xenobiótico, bajará la concentración mínima eficaz.
En caso contrario, cualquier xenobiótico o alimento que disminuya la excreción o el metabolismo de un fármaco o xenobiótico, aumentara la concentración mínima tóxica.

La absorción de los fármacos va a depender de la vía por la que llega al organismo:

  • Parenteral, intravenosa: no hay absorción, ya que se introduce el xenobiótico directamente a la sangre, por tanto se puede decir que se trata de una absorción del 100%.
  • Parenteral, extravascular. Endotelios capilares: los capilares del músculo o la piel son vasos pequeños que tienen pocas capas, la absorción es bastante rápida y buena, salvo las formas de absorción retardadas.
  • Oral. Epitelio gástrico, intestinal y cólico: es una capa de células mucho más gruesas, encontrando muchos xenobióticos que son inestables en medio acido, degradándose con facilidad.
  • Sublingual y bucal. Epitelios bucales: es una absorción rápida para sustancias liposolubles.
  • Nasal, son fármacos que se depositan en la mucosa nasal. Epitelio nasal.
  • Ocular: epitelio de la cornea y conjuntiva.
  • Transpulmonar: junto con la oral es la mas importante, no es importante para la aplicación de fármacos pero si para contaminantes. Epitelio del tracto respiratorio y de los alvéolos.
  • Rectal. Epitelio rectal. Es una absorción mala, estando cada vez más en desuso.
  • Dérmica o cutánea: epidermis (piel), siendo los fármacos liposolubles los mejores que se absorben en este medio.
Tipo de estratoVía de administraciónLugar de absorción
 Parenteral, intravenosaNo hay absorción.
SubcelularParenteral, extravascularEndotelios capilares.
UnicelularOralEpitelio gástrico, intestinal y cólico.
Sublingual y bucalEpitelios bucales.
Nasal.Epitelio nasal
OcularEpitelio de la cornea y conjuntiva.
Tranpulmonar.Epitelio del tracto respiratorio y de los alvéolos.
RectalEpitelio rectal.
PluricelularDérmica o cutáneaEpidermis (piel).

CLASIFICACIÓN DE LAS VÍAS DE ADMINISTRACIÓN

  • Enterales: oral, sublingual (restringida para fármacos liposolubles) y rectal (sobre todo utilizada en niños para fármacos irritantes de la mucosa gástrica).
  • Tópicos: piel, oftálmica y ótica, estas vías se utilizan para administrar fármacos cuya acción va a ser local. Dentro de este grupo también encontramos la vía transdérmica (con la idea de acción sistémica, como la aplicación de hormonas (THS), opiáceos (fentanilo utilizado en pacientes con cáncer) y la nicotina, es decir sustancias liposolubles).
  • Mucosas se utiliza esta vía cuando se quieren efectos locales en la mucosa: nasal, inhalatoria (β-adrenérgicos), vaginal (antifúngicos), vesical,…
  • Parenteral (con absorción): intradérmica, subcutánea, intramuscular, SNC (epidural, subcoracoidea), intraarticular, intraósea, intracardiaca, intrapleural,…
  • Parenteral (sin absorción): intravenosa e intraarterial.

Biodisponibilidad: es el porcentaje de la dosis administrada que llega intacta al torrente circulatorio.
Bd= absorción no intravenosa · 100/ absorción intravenosa

La biodisponibilidad es muy dependiente de la vía de administración, en primer lugar la mayor biodisponibilidad la presenta la vía intravenosa, debido a su modo de administración, a continuación la vía intramuscular y sublingual, seguidas por la oral y por último la rectal.
Además de la vía de administración, la preparación farmacéutica también influye en la absorción, las soluciones en general tienen una absorción mejor, a continuación las cápsulas y por último los comprimidos.

VÍA ORAL

Es en la que mayor interacciones fármaco-alimentos, se van a encontrar.
Los factores que influyen por vía oral son:

  • El pH: que se va modificando a lo largo del tubo digestivo, encontrando los valores más bajos en el estómago, aumentando a lo largo del intestino. El pH actúa de dos maneras:
  • El pH condiciona el grado de ionización, de manera que los xenobióticos que sean ácidos débiles se absorberán mejor en el estómago, caso contrario a los xenobióticos que sean bases débiles que se absorberán mejor en el intestino.
  • El pH podría alterar la estabilidad de determinadas sustancias, por ejemplo la ampicilina se degrada en el estómago (es un antibiótico similar a la amoxicilina, que a su vez es mas estable en medio ácido, luego no se degrada), la eritromicina es otro antibiótico que es estable en medio ácido.

Hay fármacos que se activan en medios ácidos como es por ejemplo el omeprazol, que se trata de un prefármaco, pues es un metabolismo el que actúa.

  • El vaciado gástrico: va a limitar el grado de absorción y la velocidad de absorción de los fármacos que se absorben en el intestino, si se produce un retraso en el vaciado, al permaneces mas tiempo en el estómago. Si se acelera el vaciado gástrico, ocurrirá lo contrario, ya que pasaran al intestino con mayor rapidez.
  • Motilidad intestinal: sobre todo es importante para los fármacos que se absorben en el intestino, lo que disminuye la motilidad intestinal aumenta la absorción del fármaco, la influencia de la dieta es importante sobre todo en dietas ricas en fibras.
  • Alimentos: van a  hacer que el fármaco permanezca más o menos tiempo en el estómago, influyendo en su absorción. Hay alimentos que limitan la absorción de los fármacos, por ejemplo el calcio de los lácteos va a formar con las tetraciclinas (antibióticos) unos complejos insolubles, si se administran estas tetraciclinas con lácteos, se reduce su absorción en un 10%, también alimentos que compiten con los mecanismo de transporte en la absorción de algunos fármacos. Alimentos o condimentos que aumenta la secreción gástrica, haciendo que los fármacos inestables en medio acido se degraden con mas facilidad.

Metabolismo presistémico: se debe al metabolismo debido a distintas causas que pueden sufrir los fármacos antes de absorberse. Importante el metabolismo intestinal, ya que en las paredes hay muchos enzimas que participan en la degradación de los xenobióticos, como el citocromo P-450, tres familias de enzimas isoformas una de las cuales CYP3A4 es muy importante en el metabolismo de los fármacos, interviniendo en el 20-30% de los fármacos. El zumo de pomelo inhibe el CYP3A4, pudiendo causar toxicidad.

Primer paso hepático: una parte de la dosis se metaboliza en el hígado, antes de pasar a la circulación sistémica.
Microflora bacteriana: digoxina y vitamina k, los antibióticos destruyen la flora bacteriana y pueden interferir e la producción de vitamina K.

  • Interacciones con alimentos: los zumos de frutas pueden disminuir la absorción de algunos antibióticos como la penicilina y derivados (amoxicilina). La leche disminuye la absorción de las tetraciclinas. Algunos fármacos se absorben mejor en presencia de grasas como el fármaco antimicótico griseofulvina.

Como norma general es indistinto tomar fármacos y alimentos, pero depende.
Los fármacos muy liposolubles mejor en grasas, los aines excepto el paracetamol mejor con comida.
Algunos fármacos disminuyen la absorción de algunos nutrientes: las resinas de intercambio iónico como la colestiramina porque pueden disminuir la absorción de vitaminas liposolubles sobre todo la vitamina D de la dieta.