Farmacología del café

Es una xantina (alcaloides que se encuentran en café, té,…). Es un estimulante moderado del SNC.
No produce agitación ni euforia y sus efectos varían en función del sujeto: bienestar, aumento de la capacidad de concentración, disminución de la fatiga, disminución de sueño.

La intoxicación por cafeína es rara: cursa con insomnio, ansiedad, agitación, molestias digestivas, taquicardia, temblor.

No existen enfermedades cuya etiología sea la cafeina, pero sí influye en etiopatogenia: de úlcera gástrica porque xantinas aumentan la secreción de HCl, de insomnio, ansiedad. En hipertensión también las xantinas tienen influencia negativa, en arritmias, taquicardia.

El café forma parte de la dieta. También tiene un uso terapéutico: cafeina se asocia con analgésicos (paracetamol) porque potencia su acción. La cafeina también se asocia con antigripales para evitar somnolencia producida por antihistamínicos.

Produce dependencia poco intensa, con un pequeño síndrome de abstinencia: cansancio, malestar,…