Parkinson: Farmacología

El Parkinson es una enfermedad degenerativa del SNC de causa desconocida. Se caracteriza por:
– temblor en extremidades.
– rigidez muscular: resistencia pasiva a la movilidad que se llama resistencia en rueda dentada.
– bradicinesia: lentitud de movimiento y dificultad para empezarlo.
– alteración de los reflejos.

La etiopatogenia es la siguiente:se altera el sistema extrapiramidal (vía corticoespinal que regula movs inconscientes), en la base del cerebro existe la sustancia negra que consta de neuronas de tipo dopaminérgico, en la enfermedad del Parkinson la sustancia negra no sintetiza dopamina, la sustancia negra conecta con el cuerpo estriado y en la sinápsis de ambas se libera dopamina; las neuronas del cuerpo estriado son colinérgicas, la dopamina que actúa sobre el cuerpo estriado tiene una acción inhibidora. Si existe una disminución de la dopamina aumenta la actividad de neuronas colinérgicas que es lo que ocurre en el Parkinson.

L-DOPA. La dopamina no atraviesa la BHE, por lo que no tiene sentido administrarla en el tratamiento del Parkinson. Lo que se administra es L-DOPA por vía oral, atraviesa la BHE y se transforma en el cerebro en dopamina por acción de la dopa-descarboxilasa. El 95% de la L-DOPA que se administra se transforma en dopamina fuera del SNC. Esto implica que hay que dar dosis muy altas del fármaco; además la dopamina sintetizada fuera del SNC da taquicardias, arritmias. La dopamina también tiene efectos indeseables en el SNC: pueden aparecer síntomas psicóticos si se aumenta la dosis, náuseas, vómitos, movs. anormales.
La L-DOPA normalmente se asocia a otros fármacos como los inhibidores de la dopa-descarboxilasa, que no atraviesan la BHE y su acción es solamente periférica. Así se impide que la L-DOPA se transforme en dopamina fuera del SNC. Esto permite disminuir la dosis de L-DOPA y evitar efectos periféricos. Como inhibidores de la dopa-descarboxilasa se usa la carbidopa y la benseracida.

Estimulantes dopaminérgicos. La bromocriptina que estimula directamente los receptores dopaminérgicos del cuerpo estriado. También se usa en enfermedades de tipo endocrino y pueden darse alteraciones menstruales, del crecimiento en niños.

Amantadina. Inhibe la recaptación de dopamina y estimula la liberación. Es también un antivírico. Se usa poco. Solamente tiene utilidad en primeras fases de la enfermedad cuando aún se sintetiza dopamina.

Anticolinérgicos de acción central. Biperideno. Bloquean los receptores colinérgicos en el SNC. Se usan en Parkinson y Parkinsonismo o síndrome de Parkinson que son parecidos a las enfermedades de Parkinson pero tienen una causa conocida muchas veces yatrógena.

RELAJANTES MUSCULARES: Son diferentes de los bloqueantes neuromusculares (que actúan a nivel de la placa motora dando parálisis; se usan en cirugía). Los relajantes musculares actuan cuando existe una hipertonia muscular por traumatismos, lesiones del SNC. Los más usados son las benzodiazepinas, sobre todo cuando la causa es psiquíatrica. Son sedantes.
Cuando el espasmo es de causa traumática no son muy eficaces las benzodiacepinas, se usan antiinflamatorios.